“Todo depende del modelo de iPhone y la versión de su sistema operativo [SO]”, explica a Teknautas el director de ventas de la empresa de ‘software’ forense OnRetrieval, César Cábanas, y distribuidora en Espala de Cellebrite. Cuanto más nuevo es el ‘smartphone’, más complicado es el proceso: “Hay modelos de iPhone con una determinada versión en su SO que no es posible desbloquear”

Fuentes policiales especializadas en este tipo de casos explica a Teknautas que el tiempo necesario puede ir desde varios meses hasta un año: “Es como la fórmula de la Coca-Cola, que sólo la sabe el fabricante. Apple destaca por sus medidas de seguridad, y con cada nueva actualización las empresas de ‘software’ forense requieren meses para acceder a las contraseñas, por muy puntera que sea su tecnología”. Cábanas explica que en el caso de Android “es más sencillo”, aunque siempre requiere herramienas forenses avanzadas.